31.8.17

Amanecer


Me levanto a las cinco menos diez, todo está oscuro, hasta mis pensamientos, parece que todavía es de noche, me desplazo sigilosa entre las sombras que figuran tormentas, tropiezo con ellas pero no hago caso, está tan anestesiado mi corazón que no siento su latido. 

Camino hacia el cuarto de baño, intento encender la luz y el apagador no aparece, no importa, me conozco de sobra. Lavo mi rostro con pereza, el agua helada casi me despierta. 

Perezosa, preparo el café, es mi desayuno, negro, fuerte y sin azúcar, no la necesito, una taza, quizás dos. 

Café en mano, me asomo por la ventana y veo cómo el amanecer poco a poco despierta, hay cierta melancolía en mis entrañas, [me siento sola]. Tomo el último sorbo de café que se ha mantenido caliente y arrastro mis pasos hacia la cama, me dejo caer y lo resiento porque se ha puesto fría.

He de vestirme pero el cansancio no me suelta, me cubro con las colchas, me acurruco abrazando una almohada mientras mis dedos empiezan el recorrido hasta llegar al borde del tanga, los meto con delicadeza, más adentro acaricio los labios y los suelto, voy más profundo hasta llegar al botón apagado. 

Nadie existe en mis pensamientos pero no importa, la imaginación ha empezado a cobrar fuerza y me lo inventa. 
Un dedo, otro más, despacio, luego otro y me abro a la suave excitación, se ha empezado a mojar el puente de la tela, normal, la imaginación domina a la bestia que después de tanto tiempo despierta hambrienta.

Muevo los dedos, estimulo con fiereza hasta empaparme en un orgasmo que parece infinito .... relajación profunda. 

Cinco con treinta, se me ha hecho tarde, me descubro y veo con cierto morbo que las colchas se han mojado, [seguro ha sido el calor]. 

Una ducha rápida para eliminar el olor a sexo que me llega desde mi entrepierna, el agua caliente me relaja. 

Se me ha pasado el tiempo ... llegaré tarde.


Jueves de Relatos de la mano de mi querido amigo, Dem

¡Felicidades, Dem, por tus maravillosos cinco años!

22 comentarios:

  1. Amanecer con pasión...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Unos minutos avanzando por el reloj han sido suficientes para salir de casa contenta y llenar un relato numérico.

    ResponderEliminar
  3. Buenas madrugadas creo que son los cinco minutos mejor empleados que podías haber tenido .
    Un texto que empieza con algunas sombras pero despiertas de ellas tú misma en este caso tú personaje .
    Un fuerte abrazo feliz finde.

    ResponderEliminar
  4. A felicitar a Demi has llegado a tiempo, que ahora eso es lo que importa.
    Fantástico relato, le encantará al homenajeado.

    ResponderEliminar
  5. Estupenda manera de llegar tarde. Un despertar que acaba por despertar a la piel es una manera perfecta de empezar el día.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Un amanecer muy temprano y de lo más excitante, masturbando la mañana entre los dedos y el placer.

    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  7. cuando te despiertas y quisieras seguir durmiendo, el tiempo se hace cortísimo. en un suspiro miras las agujas del despertador y ves que ha pasado un cuarto de hora. y después de ciertos menesteres precisamente lo que más apetece es dormir...

    ResponderEliminar
  8. Saudade..
    Obrigado pe la visita Ame
    Beijos meus
    Morris

    ResponderEliminar
  9. Magnífico relato, Ame. Muy bien llevado e hilvanado.

    Mil besitos y feliz septiembre.

    ResponderEliminar
  10. Cinco remos en el mar de tu cuerpo proporcionándote, sin duda, placer y bienestar. Un intenso relato que me ha encantado.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta como relatas un momento tan íntimo, que esa maestría que lo hace tan natural.

    Magnifico tu relato. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Una forma de vencer a los sombras y de volver a encontrarse con los deseos, con la fantasía. Una forma de celebración.
    Gracias por sumarte.
    Un especial beso.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Sensual y oscuro, una buena manera de despertar y espantar las sombras de la noche y las propias.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Maravillosa manera de transformar las sombras en luz.
    Me gustó tu manera de relatar ese momento único, el de estar con uno mismo llegando a lo máximo de la emoción propia, como orfebre del placer solitario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Muy sensual este relato, Ame.
    Te felicito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¿Y qué más da llegar tarde si eel motivo es este?
    Candente relato y, al tiempo, sutil y sensual.

    Un besazo.
    Mag

    ResponderEliminar
  17. Es una forma interesante de despertar.
    La cuestión es tener tiempo para ello todos los días.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  18. ¿Y esta chica llega tarde muy a menudo?
    El olor no sé, pero animada seguro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      Me hizo gracia el comentario, está genial, mil gracias
      Besos

      Eliminar
  19. Solo puedo sentir envdia de sus amaneceres signorina.
    Su olor , su aroma. Sabe a vida a impulso a pasión.
    Y,,, a que hora dice que sale del trabajo?????

    muassssssssssssssssss
    S

    ResponderEliminar
  20. El único problema es que es difícil de poner como excusa del retraso ;)
    Por lo demás genial!
    Saludos.

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.