6.7.17

¡Juguemos!

Llegué tarde ... él ya no estaba.
¡ Demonios !
Jamás había sentido tanta ira por mi comportamiento, ahora estaba enfadada, deseaba lanzar objetos contra la pared y así poder descargar esta frustración por lo que le había hecho, pero mi mente martillaba con fuerza palabras antiguas que siempre que perdía el control venían a mi cabeza.
¡No lo hagas, no es correcto!.

- ¡Al diablo con eso!, caminaba de un lado a otro tratando de calmarme, nada sucedía.
Tomé el celular y observé la palomita verde de "visto"
- ¡Diantres ...!, hace una hora que lo ha visto y no me ha devuelto el mensaje.

-¡Vamos!, que no es para tanto, ¿ o si?, a cualquiera se le puede olvidar un aniversario, ¿no?, preguntas sin respuestas o quizás que yo no quería escucharlas.

Me encaminé hacia la sala y en cada paso mi mente se iba relajando, observé la cuidadosa escena que había hecho para mí, velas rojas, aromáticas, pequeños ramos de rosas blancas y rojas puestos estratégicamente y al fondo la mesa perfectamente dispuesta.

Un largo suspiro fue suficiente.
Me senté en el sofá y esperé su llegada, con el corazón atormentado y la desdicha en mis párpados mojados.

Sentí sus pasos a media noche, pasos fuertes que se cimbraban en mi pecho, me levanté a su encuentro pero me detuvo su ausencia, un "Hola" fue lo único que escuché, no sentí su abrazo ni el beso cálido con el que siempre me recibía, sólo un abismo entre nosotros.

¡Vamos!, ya debería conocerme, siempre sucede lo mismo, soy pésima para recordar fechas.
Él tomó mi lugar en el cómodo sofá, quería su espacio y estar en penumbras, me retiré a la habitación, me sentía devastada.

Sentada en el borde de la cama pensé en lo que podía hacer para redimirme, decidida fui a su lado, con mirada lasciva, saboree el triunfo antes de haberme acercado.

¡Probemos!
¿Qué tan resistente eres después que decida reptar mi lengua por tu sexo ...?
- De la palabra al hecho ... ¡Juguemos!.



Esta semana nos convoca a los Jueves de Relatos, MOLÍ, el tema a tratar son "Juegos y Juguetes de niños, adolescentes y adultos".

23 comentarios:

  1. Hola Ame, jugar, un verbo tan fácil como difícil de conjugar..
    Gracias, buen día, besos consumados..

    ResponderEliminar
  2. A esos juegos seguro que hay poca resistencia, no se le olvidará.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ese es un juego para adultos, el fingirse indiferente para recibir la seducción de una mujer.
    ¿Y como resistirse a semejante desafío? Es una ganancia perder en ese juego tan intenso.
    Que sensualidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Diría que esos juegos no son nada infantiles! Jeje y si lo del olvido de los aniversarios se repite... Ummmm mala señal! Un abrazo juevero 😀

    ResponderEliminar
  5. Uppps no se si se público mi comentario

    ResponderEliminar
  6. Los juegos de la seducción son los mejores para no perder esa llama que tanto a veces se echa de menos ..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. lo resisto todo..
    Excepto la tentacióne..
    Juguemos pues, bella mexicana
    muas
    S

    ResponderEliminar
  8. Una buena forma de demostrar que en el fondo no se olvido del aniversario. Bello y seductor relato, besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Un juego muy intenso para celebrar! Muy bueno, me ha gustado mucho.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. El juego es un arma, un motivo, para romper el hielo frío de las tensiones en las relaciones de cualquier tipo, en el juego, poco a poco se acortan las distancias y fluyen las corrientes calidad de la amistad.

    Si el juego es erótico, la deshinivicion se reafirma este el comienzo, se interactua solo bajo el dominio del ansiado placer.

    Un relato efervescente y tentador.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Muy sensual y atractivo de principio a fin. Felicidades.- Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. siempre


    besitos , querida Ame

    ResponderEliminar
  13. Hola, Ame
    Encantador, seductor y romántico texto. Me recordo a las novelas romanticas de
    Harlequin. Después de todo, la sorpresa con esos juegos tentadores le vendrán de maravilla.
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Provocador juego... no hay resistencia... Seguro!!

    Mil besitos, Ame.

    ResponderEliminar
  15. Para cierto tipo de juegos no hay defensa posible.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  16. Hola. Interesante situación para desembocar en un juego muy tentador. El sujeto de la historia tiene todas las de perder, por más indignado que pretenda sentirse. Quizás sea mal visto que la pareja olvide un aniversario, pero es lgo que puede llegar a perdonarse.

    Saludos, que tengas excelente día.

    ResponderEliminar
  17. Quizás sea la forma de él concebir la relación amorosa. Desde una distancia, para ser abordado. El amor no es uno. Tiene sus laberintos. Entenderlo a cabalidad, lo haría sencillamente una naturaleza sin la capacidad de transformarse. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  18. Halaaaaaaaaaaa, vaya final....

    Uffffffffffffff

    Besos sin resistencia.

    ResponderEliminar
  19. Probar y jugar...dos verbos muy cercanos...jugar por olvidar...otra mezcla curiosa de tu relato...
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  20. Hola; me paso ahora que tengo un poco de tiempo. A veces es mejor algo improvisado que toda una cena espectacular. Sale más barato, es más intenso y es inolvidable. Un abrazo. Pablo.

    ResponderEliminar
  21. Me reconozco un hombre-fácil, ¡qué se le va a hacer!

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.